martes, 10 de mayo de 2011

FÁBULA: La zorra y el cuervo

Subido a un árbol sujetaba el señor cuervo con su pico un rico queso. Y la señora zorra, atraída por el olor, le habló de esta manera:

- Buenos días, señor cuervo. ¡Qué bello sois y me lo parecéis!. Si vuestro canto fuese igual a vuestras plumas sin mentir os digo que seríais el fénix de cuantas aves viven en los bosques.

Oyendo el cuervo tales palabras, desbordado de alegría, abre el pico para lucir su hermosa voz, dejando caer el queso. Lo atrapa la zorra y le dice:

- Sabed, señor cuervo, que todo adulador es un parásito de aquel que sin más lo escucha. Esta lección bien vale el queso.

Avergonzado, juró el cuervo, aunque algo tarde, que jamás volverían a engañarlo.

(Jean de la Fontaine)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada